Seguimos repasando las principales novedades que se presentan en el 68° Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA. En esta nota, una nueva variante de carrocería dentro de la gama SUV de la prestigiosa marca de autos deportivos. Además, novedades en híbridos, eléctricos y motores turbo.

Si Porsche sorprendió al mundo (y a sus más fieles seguidores) allá por comienzos de los 2000 con la creación de su primer Sport Utility Vehicle (SUV) Cayenne, ahora, pasados los años y dos recambios generacionales, el fabricante de Stuttgart refuerza su apuesta al segmento, agregando una carrocería con estética de Coupé de cuatro puertas y dimensiones imponentes.

Para obtener esa impronta, el Cayenne Coupe presenta una silueta agresiva con una pronunciada caída del techo hacia la parte trasera, rematada con un spoiler sobre el techo que acentúa esa figura. Las diferencias también se notan en el parabrisas y el pilar A, que son más pequeños que en el Cayenne convencional, puesto que la altura del techo es unos 20 milímetros más baja. Las puertas y los guardabarros traseros fueron rediseñados, dándole un aspecto más musculoso, o de “hombros más anchos” (18 mm).

Más allá de eso, hereda algunas de las últimas innovaciones de su hermano convencional, como el spoiler de techo adaptativo del “Porsche Active Aerodynamics” (PAA). En el caso del nuevo Cayenne Coupé el spoiler trasero adaptativo se extiende hasta 135 milímetros al superar los 90 km/h, lo que incrementa la presión sobre el eje posterior. El sistema forma parte del paquete que denominan que mejora la eficiencia.

El Cayenne Coupé viene de serie con un techo panorámico fijo de cristal de 2,16 m2 aunque como opcional ofrece un techo de carbono que proporciona el aspecto característico de un deportivo, al estilo del Porsche 911 GT3 RS.

Esa variante más deportiva incluye también elementos Sport Design, nuevas llantas GT Design de 22 pulgadas y peso reducido, así como detalles en carbono y Alcantara en el interior. Para el Cayenne Turbo Coupé también está disponible un sistema de escape deportivo. La configuración del espacio de pasajeros es de una clásica coupé 2+2, es decir, para cuatro personas. Las butacas delanteras tienen ocho posibilidades de reglaje y reposacabezas integrado, con un alto grado de confort buen agarre lateral.

Los pasajeros de atrás van sentados 30 milímetros más bajos que en el Cayenne, por lo que cuentan con una gran distancia al techo a pesar de la silueta deportiva del auto. La capacidad del maletero es de 625 litros, ideal para el uso cotidiano, y aumenta a los 1.540 litros cuando son abatidos los respaldos de los asientos traseros (Cayenne Turbo Coupé: 600 a 1.510 litros).

Potentes y sofisticados

Las líneas dinámicas y los elementos de diseño personalizados del nuevo Cayenne Coupé le diferencian claramente del Cayenne. Al mismo tiempo, este nuevo deportivo se beneficia de todos los avances técnicos de la tercera generación del modelo, entre los que destacan los potentes sistemas de propulsión, innovadores sistemas de chasis, un concepto innovador de interacción entre pasajeros y el vehículo y una gran conectividad.

Para su lanzamiento al mercado dispondrá de dos motores de alto rendimiento: uno de 6 cilindros y 3.0 litros de cilindrada que desarrolla 340 caballos de potencia y un par máximo de 450 Nm; y otro de mayor rendimiento deportivo para la versión Cayenne Turbo Coupé, V8 biturbo de 4.0 litros, capaz de entregar 550 caballos de potencia y un par de 770 Nm.

Ambos cuentan con un equipamiento de serie muy amplio, que incluye dirección asistida Plus variable según la velocidad, llantas de aleación de 20 pulgadas, sistema de ayuda al aparcamiento delantero y trasero con cámara de marcha atrás, sistema de amortiguación adaptativa Porsche Active Suspension Management (PASM) y el paquete Sport Chrono.

Más novedades

Además del debut de este Cayenne Coupé, Porsche presentó ocho nuevos productos en el Salón de Frankfurt, entre ellos, su primer deportivo totalmente eléctrico, Taycan Turbo y  Turbo S.  (ver nota). “El Taycan redefine a Porsche”, señaló Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG: «Nuestro objetivo fue fusionar la era de la electromovilidad con el vehículo más deportivo, innovador y emocional de Porsche. El Taycan encarna todos nuestros valores. La experiencia de más de setenta años fabricando autos deportivos”.

Tal como ya se adelantó en su debut internacional, el Taycan es el primer vehículo de producción con un sistema eléctrico de 800 voltios, en lugar de los habituales 400, lo que supone una gran ventaja para obtener mayor autonomía y la posibilidad de hacer recargas parciales en forma muy rápida.

La versión más potente de la gama Taycan, el Turbo S, tiene una potencia de hasta 761 CV gracias a las funciones overboost y Launch Control. La aceleración es impresionante: pasa de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y tiene una velocidad máxima de 260 km/h. Tiene una autonomía de hasta 412 kilómetros, que se elevan hasta 450 kilómetros en la versión Turbo a secas.

 

Por su parte, Porsche presentó además nuevas incorporaciones a la familia 911. Los modelos de tracción total 911 Carrera 4 Coupé y 911 Carrera 4 Cabriolet, con 385 CV amplían ahora la gama de productos del modelo 911 estándar.

También se destacaron los tres nuevos modelos híbridos de la familia Cayenne: el Cayenne E-Hybrid Coupé, con una potencia del sistema de 462 CV, así como el Cayenne Turbo S E-Hybrid, en las versiones Cayenne y Cayenne Coupé, con 680 CV.

También hizo su debut una versión Turbo del SUV compacto Macan, y se presentó el vehículo con el que la compañía ingresará al Campeonato Mundial de Fórmula E de la FIA, en noviembre: el Porsche 99X Electric.

Tal como aseguraron sus ejecutivos, de acá en adelante Porsche se enfocará en tres tecnologías motrices: motores de gasolina altamente emotivos; sistemas de trenes híbridos enchufables y motores totalmente eléctricos.

Regreso a la competición

Después de más de treinta años, Porsche regresa a las carreras de fórmula. Con el Porsche 99X Electric, la compañía está estableciendo un nuevo hito en su camino hacia la participación en la temporada 2019/2020 del Campeonato Mundial ABB Fórmula E de la FIA.

La entrada a la Fórmula E y la reorganización de su participación en las diferentes competencias automovilísticas se deriva de la Estrategia 2025 de Porsche, en la cual los autos deportivos totalmente eléctricos ocupan un lugar muy importante.

Según aseguraron, el 99X Electric servirá como plataforma de desarrollo para futuros autos de producción en serie totalmente eléctricos.

Fuente: Porsche Latin America y Porsche Argentina. Fotos: Newsroom.porsche.com.

Edición para Cerokm: Carlos Sueldo | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

4 Ruedas