La marca de superdeportivos perteneciente al Grupo VW estableció una nueva marca de máxima velocidad en pista, con un modelo Chiron que alcanzó los 490 km/h. Se trata de la mayor prestación para un auto homologado para circular por las calles.

La afamada marca de origen franco-alemán Bugatti logró batir sus propios récords de velocidad, al sobrepasar por poco menos de 10 km/h a la marca "mítica" de las 300 millas por hora (unos 482 km/h) en una pista especialmente acondicionada para la prueba, en Alemania. 

La Bugatti Chiron logró una velocidad máxima de 304,77 millas por hora (exactamente 490,3 km/h) bajo el comando del piloto Andy Wallace, y bajo la fiscalización de la entidad certificadora TÜV Rheiland

La Chiron superó así las marcas anteriores para "híper autos" homologados para circular por la calle, como fueron las del SSC (412 km/h, en 2007),Hennessey (434 km/h, en 2013) y Koenigsegg con 457 km/h, en 2017.

Bugatti le dedicó el logro a Ferdinand Piëch, el famoso ingeniero alemán que falleció la semana pasada y quien fuera el responsable del paso de esta mítica marca al Grupo Volkswagen. 

Piëch fue además el impulsor de la creación del modelo antecesor de la Chiron, el Veyron, un superdeportivo que logró superar por primera vez los 400 km/h en su versión standard, y que incluso alcanzó los 431 km/h en una versión Super Sport. 

El récord de la Chiron fue una tarea conjunta de Bugatti, Michelin (que creó neumáticos especiales para soportar esta velocidad) y Dallara, firma especializado en chasis que realizó los cambios en el diseño de la carrocería (25 cm más larga) y el despeje del suelo.

La Chiron tiene un motor W16 (dos impulsores V8 que trabajan a la par) con una cilindrada de 8.0 litros y cuatro turbos. Esta maravilla mecánica logra una entrega de potencia bestial de 1.578 CV, que llegan a las cuatro ruedas a través del sistema de transmisión de tracción integral permanente.

 

4 Ruedas