El objetivo de este taller teórico práctico es educar sobre los conceptos básicos que permiten una conducción eficiente y económica para aprovechar las características de los camiones ISUZU. Clientes fieles a la marca tuvieron la oportunidad de participar de esta capacitación que se realizará dos veces al año.

Como parte de su servicio integral post venta, Carmax la concesionaria de ISUZU en Bolivia, invitó a cuatro técnicos especialistas de esta marca que llegaron desde Japón. El objetivo era brindar un taller y enseñar a realizar una conducción eficiente de los camiones Isuzu y aprovechar al máximo sus cualidades. Los especialistas destacaron la importancia de identificar los puntos ciegos para evitar accidentes.

Los cursos de manejo forman parte de las diversas actividades que se llevan a cabo en los países donde ISUZU está presente. Este año Bolivia ha sido elegida como el único país en Latinoamérica para desarrollar esta capacitación.

“La conducción eficiente no solo permite optimizar el consumo de combustible, prolonga la vida del vehículo y protege a todos los ocupantes. Esta iniciativa es plenamente beneficiosa para nuestros clientes”, manifestó Alberto Liebers, gerente de Marca Isuzu.

El contenido teórico del taller se impartió en la mañana en el Centro Corporativo ISUZU. Por la tarde, la práctica se realizó a bordo de un camión de esta marca japonesa donde los conductores, guiados por uno de los técnicos, aplicaron todo lo aprendido en las vías del Parque Industrial Latinoamericano (PILAT) de Warnes.  

Los clientes que participaron de esta primera capacitación, que tiene previsto replicarse dos veces al año, manifestaron su satisfacción por la jornada realizada. Entre los aspectos más destacados por los participantes del taller se mencionó la importancia de realizar una inspección diaria del vehículo antes de ponerlo en marcha.

“ISUZU se diferencia porque la venta es el inicio de una relación para desarrollar actividades y lograr una relación fluida y eficiente con todas las personas que confían en nuestra marca”, destacó Mario Klinsky.

Los últimos meses, Carmax ha realizado una inversión cercana a los dos millones de dólares, para la adquisición de herramientas y tecnología de última generación para equipar y fortalecer su servicio postventa, convirtiéndolo en el más moderno y cómodo del país. Además, ha ambientado su espacio para que el propietario pueda observar todo el mantenimiento o reparación de su vehículo.

 

La tecnología suministrada por ISUZU permite realizar diagnósticos precisos a los motorizados de esta marca. Además, se ha instalado un servicio que automatiza el despacho de lubricantes y cuenta con elevadores con capacidad para soportar camiones. Todo es operado por personal capacitado por los fabricantes.

La tecnología de última generación y la infraestructura nueva, están complementadas por un inventario de 50 mil repuestos que garantizan el mantenimiento preventivo y correctivo de todos los vehículos ISUZU de manera oportuna.

4 Ruedas