La poderosa empresa Toyosa, importadora oficial de la marca Hino en Bolivia, entregó de manera simbólica la nueva flota de camiones al sindicato de transportistas Transplart, con el objetivo de reforzar la distribución de bebidas Coca Coca a escala nacional. La entrega se da tras un proceso de licitación abierta, en el que Hino con la calidad y garantía que caracteriza a sus camiones se adjudicó en el territorio nacional.

Según Erick Saavedra, gerente general de Toyosa, la licitación consta de un total de 140 camiones Hino serie 500 que se entregarán en todo el país hasta marzo de 2019. El proceso se llevó adelante desde hace meses, pero recién se consolida en el marco de la Expocruz 2018.

La característica principal de estos camiones es que le da la posibilidad al usuario de configurarlo según el requerimiento de cada cliente, como ser: carrocería abierta, furgón de carga seca, caja frigorífica, grúa con plataforma, compactador de basura, tolva hasta 13 metros cúbicos y cisterna hasta máximo 16.000 litos.

“Agradecemos a los dirigentes del sindicato Transplart por la confianza en la marca de camiones HINO, estamos seguros que los camiones superarán sus expectativas con la garantía, calidad y durabilidad que nos caracteriza como compañía en todos los vehículos que comercializamos en el país, y en el servicio que brindamos en cuanto a postventa, con repuestos genuinos y servicio técnico especializado”, afirmó el ejecutivo de la firma.

Los camiones Hino serie 500 modelos FC4 y GD1 que se entregaron al sindicato Transplart, vienen con un motor de 6 cilindros con 5307 de cilindrada, un sistema de inyección directa y compensador de altura, y una potencia máxima de 167 HP/ 2500 rpm, tienen una capacidad de carga de 7,5 y 9 toneladas.

4 Ruedas